miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿La menopausia es peligrosa?


Sí, es peligrosa. Te cambia el carácter por momentos, pasas de la risa al llanto en un segundo y no puedes controlarlo.

Llevo sin llorar desde los 14 años. De hecho, creo que he llorado poco en toda mi vida. Ahora no paro, lloro hasta con los anuncios en los que aparecen niños, y eso que no me gustan.

Se me saltan las lágrimas sólo con pensarlo, supongo que tendré las hormonas revolucionadas.

Otras veces, tengo ganas de matar a alguien, y como siempre es mi marido el que está a mi lado,  es él el elegido.

El otro día, se burlaba en tono machista de un libro que había escrito una periodista italiana sobre la sumisión del hombre a la mujer. Sólo se me ocurrió decirle: ¿quieres terminar en el hospital?.

Otro día, mientras me hacía cosquillas ,que sabe que no me hace ni pizca de gracia, acorralada y angustiada por su pesadez, lo cogí del cuello y la energía que me invadió era tal, que si hubiera apretado le hubiera ahogado.

Él ríe y dice que exagero, pero no, tengo una energía poderosa que se desborda a través de lágrimas y ejercicio, porque no puedo parar.

Después está el supermercado y la largas colas en los embutidos, carnes o frutería. Ahí sí que me desespero, porque oigo conversaciones y comentarios que no desearía, aguanto que se cuelen personas sin justificación alguna, y no replico, pero creo que me enciendo como una antorcha de tanta irritación.  En esos momentos soy un demonio con los peores deseos y, si van acompañados de sofocos, aún peor. Después me arrepiento de tan malos pensamientos.

Ando por los pasillos y me molesta la gente que choca constantemente conmigo, me vuelvo irascible, voy como un toro y que nadie se cruce en mi camino. Llego acelerada a la casa, me desnudo porque no aguanto el calor aunque estemos bajo cero, tiro la compra por cualquier parte y meto la cabeza en el congelador hasta que siento que vuelvo a mi ser. Entonces me pregunto: ¿seré mala persona?, hasta el gato se quita del medio porque sabe que en esos momentos no respondo.

Después llega la calma, todo ha pasado. Reflexiono y me castigo a mí misma por tan mala leche. He sido borde con todo el que se ha cruzado en mi camino mientras me ha durado el sofoco.

¿Cuánto durará esto? A lo mejor es eterno porque me están castigando por malos deseos.

Cuando llega mi familia me he transformado, no quiero más discusiones, ni que me abandonen cuando más lo necesito. ¿A dónde iría yo, menopáusica y sola? Sería una menopausiva, como dice mi sobrinito ( divorciada y menopáusica).

Finalmente me lo tomo con humor, pienso que es pasajero y que pronto pasará. Hasta que llega el día siguiente y vuelvo al mismo supermercado, a la misma cola y al mismo congelador a enfriar mis malos pensamientos.

En fin, es la menopausia, pero ¿hasta cuando?
Safe Creative #1311129260473

2 comentarios:

Ana Sua dijo...

Si la menopausia fuera solo lo que dice esta srñora yo me conformaría, pero a mi me está destruyendo con una depresión tremenda que me conduce al deseo del suicidio. Siempre me pasa cuando me tocaba ovular, me paso 4 o 5 dias como un trapo, me sube mucho la temperatura, apenas puedo respirar y la angustia en el estomago es horrible. Me tiro esos dias sin comer porque se me cierra el estómago y en esos momentos solo pienso en descansar y no despertar más. El psiquietra me ha puesto un traramiento fuerte a ver que tal, pero yo no noto nada. Desde el dia 16 que empecé no ge notado nada de mejoría. No quiero ver a nadie y siento ganas de gritar. Qué me está pasando Dios mio que me da terror que lleguen esos dias. Los sofocos vienen acompañados de angustia y es cuando necesito gritar. No vivo pensando en esos día ... porque si sigo asi voy a a cabar muy mal. He pedido ayuda y me ha dicho que cuando esté así pida una ambulancia. PIDO AYUDA POR FAVOR!!!!!!

Alis dijo...

Toma maca peruana